Bienvenida del Alcalde

Bienvenida del alcalde

Bienvenida del alcalde

Saludo del Alcalde

Bienvenidos a Cuacos de Yuste; un maravilloso aderezo de patrimonio, de historias, de vivencias y de naturaleza que abarcan casi 53 Km2. El Emperador visionario de una Europa unida bajo el símbolo de la cristiandad, Carlos V, en cuyos dominios no se ponía el sol, eligió para morir este espectacular enclave y se hizo construir un palacete adosado al Monasterio de Yuste, actual Real Sitio; eje y motor turístico de la comarca de La Vera. Pasear por el Conjunto Histórico-Artístico de nuestro pueblo es parar el tiempo, es saborear el olor del secado y la molienda de nuestro afamado pimentón. Y es maravillarse con nuestros monumentos, entre los que podemos destacar: la Plaza porticada de España, una de las más grandes del país, centro neurálgico y comercial de Cuacos de Yuste. De sumo interés es la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XV, declarada Monumento de Interés Cultural, que alberga en su interior excelentes tallas, además de un bello retablo de estilo neoclásico y de un espléndido órgano del siglo XVI, de estilo barroco, realizado en Amberes y procedente de nuestro Monasterio.

En su recorrido por el pueblo, el visitante queda impresionado por el deslumbrante frescor y tipismo que mana de nuestras fuentes, y es la Plaza de la Fuente de los Chorros, rincón emblemático y símbolo comarcal. No es menor el interés histórico y artístico que muestra el particular entramado de la Plaza de Don Juan de Austria, también llamada Plaza Vieja, en uno de cuyos soportales está la Casa donde pasó su infancia el vencedor de la batalla de Lepanto, hijo natural de Carlos V y de Bárbara Blomberg, aquí apodado "Jeromín", y que actualmente sirve de sede a la Mancomunidad Integral de la Vera.

Pero aún hay más. La casa que albergaba la alhóndiga de cereales para los más necesitados; la Casa señorial de Rafael Castaño, antiguo escribano de la población de principios del siglo XVI, donde se puede apreciar el escudo de la familia Carvajal y la ventana bífora de arcos tribulados que hay en su parte superior recuerdan la arquitectura de las casas de Flandes del siglo XVI.

Merece ser visitado el reciente inaugurado Monumento a Carlos V, obra del escultor mexicano Carlos Terrés, en el cruce de la carretera que conduce al Monasterio.

Pero también invito a que disfruten de nuestros recursos naturales, con parajes paradisíacos de inolvidable belleza, como Las Ollas, Valfrío, el Bañaero; cuyos accesos están salpicados de no menos interesantes construcciones romanas, como el Puente de Santa Ana y el Puente de la Perenal, que habrá que cruzar para satisfacer nuestros deseos.

Ermitas como la de Santa Ana, junto a la picota que recuerda la independencia de nuestra villa del Sexmo de Plasencia allá por el 1806; se encuentra a la orilla del camino de la Ruta del Emperador, que cada año, el primer fin de semana de febrero, aglutina a millares de caminantes que conmemoran al unísono el traslado de Carlos V al Palacio de Yuste en 1557. Y la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, de estilo herreriano, en el cerro del mismo nombre, y que alberga una gran talla de la patrona de Cuacos de Yuste, y que como decimos los que la veneramos "tu nombre repiten montes y valles".

Pero, sobre todo, les invito a que descubran y disfruten de las gastronomía típica del lugar; de las fiestas que jalonan el calendario, como son el Lunes de Piedra, las Ferias de San Juan, los tradicionales festejos taurinos de la Virgen de Agosto, el Cristo, etc.

Todo ello, y muy especialmente los cuacareños, hacemos el sello de calidad de Cuacos de Yuste.

Firmado
Jose Maria Hernández García